Categoría: LNFA 2014

VOLTORS SE PROCLAMA CAMPEÓN DE LA LNFA SERIE B Y ASCIENDE A LA MÁXIMA COMPETICIÓN NACIONAL

Se suele decir que los ataques ganan partidos y que las defensas ganan campeonatos y en Son Moix se enfrentaban las dos mejores defensas de la Serie B de la LNFA.

En un ambiente festivo, con las gradas repletas de aficionados  y curiosos al fútbol americano, Imperials y Voltors se veían las caras por primera vez para disputar el ansiado título de liga y decidir el ascenso a la máxima categoría.

Los locales empezaron recibiendo el kick off inicial, pero el ataque no pudo hacer más que un 3 y fuera. Imperials no empezó mucho mejor: Carlos Vega cazaba el pase del quarterback de Reus devolviendo la iniciativa al equipo mallorquín.

Una constelación de fallos y faltas después, con el agua hasta el cuello, Pedro Durán miró al horizonte y confió el balón a Andrei Lossi para sacar a Voltors del atolladero y plantar al equipo en un valioso primer down en la redzone rival. Un nuevo atasco de la ofensiva se saldó con un field goal que se encargó de convertir Juan Carlos Castilla. Así se abría un marcador que, hasta los últimos compases del partido, amenazaba con mantener un resultado paupérrimo indigno del partido y del título en liza.

Antes de llegar al descanso, la defensa mallorquina demostró con creces su determinación por anular cualquier intención de Imperials de anotar. Destacan la recuperación de fumble por parte del veterano DL Benito Daviu, la intercepción casi en lína de TD por parte del rookie  Jesús Aguilera y la del el internacional Juan Carlos Castilla, aunque ésta acabó en un fumble que recuperaron los de Tarragona.

El tercer cuarto se desvaneció sin cambios en el marcador pero con ajustes en ambas escuadras. Voltors fue, poco a poco, dando por imposible el juego terrestre mientras que Imperials cosecharon un buen puñado de yardas y primerosdown a base de carreras, sobre todo, exteriores.El útlimo cuarto obedeció a las leyes de los guionistas de Hollywood. A mitad de cuarto, el polivalente receptor estadounidense Bryan Ogden, en una jugada no exenta de polémica, se deshacía de un maltrecho Andrei Lossi, que llevaba jugando con una lesión en el tendón de Aquiles desde el primer cuarto. Ogden lograba el touchdown que hizo que la veintena de camisetas verdes de Imperials alzasen su voz sobre la grada. Tras convertir el try, el marcador reflejaba un 3-7.No fue el ataque, sino la defensa de Voltors quienes consiguieron poner en aprietos a Imperials. A un inoportuno fumble tras fake de carrera, el quarterback visitante, Óscar Rodríguez, es incapaz de controlar el balón y justo antes de conseguirlo, apareció un Jesús Aguilera que simuló un cortacésped a ras de la moqueta de Son Moix. El esfuerzo tuvo su recompensa: posesión desde la yarda 23 del campo de Imperials. En el drive de ataque de Voltors, mediante un falta, los locales conseguían acercarse a la endzone hasta casi tocarla con los dedos, pero Imperials no se había dado por vencido. No conformes con detener la avalancha que se les venía encima, consiguieron interceptar un pase de Pedro Durán y volver a atacar desde su yarda 20.

Carrera tras carrera agotaron tanto tiempo como pudieron, pero tras un 3º y 13 en su yarda 17 no tuvieron más elección que regalar la posesión alejando el balón de su campo. Quedaban 56 segundos y Voltors empezaba desde su yarda 43.

La situación en Son Moix era dramática. La afición de Imperials no podía sentarse y las caras de preocupación eran patentes. Los niños y niñas de Voltors dejaron de juguetear para no perder detalle. En los rostros de algunos, lágrimas de desilusión, impotencia y desamparo. El resto de la afición, animaba escéptica: sin tiempos muertos, con tan poco tiempo y tanto por recorrer y con un ataque que no había brillado hasta el momento más que en efímeros destellos, nada hacía presagiar que una vuelco al marcador fuese posible.

Sin embargo, en el campo, en el terreno de juego y en el banquillo, se decidió dejar de atender a razones, a la lógica o los cálculos que auguraban exiguas probabilidades. Se sentía la posibilidad de remontar y de ganar, como se ha hecho otras veces durante esta temporada. Se sentía la fuerza suficiente como para emprender la última embestida sin reparar en el cansancio, magulladuras o lesiones. Y es que contra la fuerza de voluntad y la confianza en el equipo y en la victoria, pocas defensas pueden interponerse.1ºy10 en la yarda 43 de Voltors: Pedro Durán se inventa un pase de 35 yardas al que a Carlos Vega poco le importa estar bajo la triple cobertura a la que sus rivales le sometían: salta, lo captura, y lo baja con seguridad. Primer down.La grada estalla y convierte el pesimismo en esperanza, cambia el miedo de bando y repite el mantra del “sí se puede”.

1ºyGol en la 8 de Imperials: De nuevo Pedro Durán, tras dropback de cinco pasos, mira al frente y cuelga un pase ante él que Victor Rodríguez, a la postre MVP de la final, captura en el aire para aterrizar en la endzone: touchdown. Faltan 23 segundos para el final del encuentro y 9 a 6 en el marcador tras fallar el extra point.

La explosión de júbilo entre la afición de Voltors contrasta con la incredulidad de la hinchada reusense. Nadie se creía lo que acababa de acontecer.

El kick off posterior fue repetido debido a un error arbitral que además acabó con la penalización de Imperials y la expulsión de Ogden. El chut, desde field goal range acabó en touchback.

Imperials pretendía pagar a Voltors con la misma moneda. Lejos de darse por vencidos plantaron al equipo de ataque con la aspiración de conseguir desquiciar al marcador. Se inició la jugada de pase y cuando la presión de la defensa deVoltors fue insoportable, Óscar Rodríguez lanzó un pase profundo que el rookie Jesús Aguilera atrapaba sin demasiada complicación. La segunda intercepción en su cuenta particular. No hubo tiempo para más, sólo para que los nuevos campeones de la LNFA Serie B concluyeran el partido plantando rodilla.

Reus Imperials todavía tendrá una oportunidad más de ascender a la Serie A. Será en el partido de promoción que jugará contra Valencia Giants.

Por su parte, Voltors ha cuajado la temporada perfecta, manteniéndose imbatido tanto en play off como a lo largo de la liga regular. Sin duda, uno de los factores determinantes del éxito ha sido el factor campo, en el que el apoyo de la afición ha resultado imprescindible para alimentar de esperanza a un equipo completamente aficionado: desde los técnicos hasta el último jugador. Vuestra presencia, vuestros ánimos y vuestra devoción nos han empujado hasta la victoria. Disfrutadla porque también es vuestra.

¡Hasta pronto! Nos veremos entre los mejores en la Serie A.

SOMOS UN EQUIPO. SOMOS UNO. ¡SOMOS VOLTORS!

Siguenos en redes sociales